La Escala de la Olla

Si vives en la República Dominicana, estoy seguro de que has escuchado muchas personas decir "Estoy en olla". Penosamente, quizás tú mismo has dicho esa frase para retratar una situación de calamidad financiera. Y mira, la ilustración es muy poderosa, fruto de la genialidad metafórica que nos caracteriza. Nos imaginamos dentro de un gran caldero, con agua hirviendo y el fuego alto e implacable. Es terrible estar así, rodeado de facturas y deudas como si fueras un pedazo de yautía en un sancocho.

Pero como todo, la olla financiera tiene niveles. No todo el mundo está en la misma profundidad dentro de la olla, ni recibe la misma presión del fuego. Por eso he desarrollado la Escala de la Olla, un sencillo ejercicio de autoevaluación, con el propósito de marcar un punto de inicio. Es posible que responder este ejercicio sea algo deprimente. Es odioso, sin dudas, porque nos retrata de manera incómoda. Pero quiero que sepas que aún en el peor de los escenarios, ¡es posible salir de la olla! ¿Fácil? No. Pero sí es posible, siempre que asumas esa intención con compromiso y disciplina y tengas un plan realista, medible, flexible y mejorable permanentemente.

Llena este formulario para enviarte el PDF gratuito con la Escala de la Olla, a fin de que te autoevalúes y puedas empezar a construir tu escape de la olla.

La Escala de la Olla

Pin It on Pinterest