Cinco resoluciones financieras que debes considerar

Uno de los consejos que con más frecuencia ofrezco a las personas es el de FRENAR. Detenerse a pensar. Vivimos en una época abrumadora donde todo es aprisa y desperdiciamos las ocasiones que la vida nos brinda para reflexionar. Pero en breve estrenaremos un nuevo año, y muchas personas usan la época para "hacer resoluciones".

Las dietas y el ejercicio suelen encabezar las resoluciones de año nuevo (nobles ideales, sin dudas), pero quiero proponerte cinco Resoluciones Financieras idóneas para que el nuevo año sea verdaderamente positivo para ti.

1. Eliminaré mi deuda de consumo en estos 12 meses

Si tienes préstamos personales de alta tasa, acuerdos con prestamistas o arrastras deuda de tarjeta de crédito, te sugiero que traces un plan realista para eliminar esos compromisos tan costosos, que son un verdadero lastre para todos tus planes. ¡Dedica tiempo a pensar cómo liberarte pronto de ese yugo!

No hay manera de eliminar deudas sin sacrificios, así que el llamado aquí es a que reduzcas drásticamente todos los gastos supérfluos que pudieras tener (especialmente comer en la calle) para que puedas dedicar más dinero cada mes a bajar tu deuda de alto costo. Cada persona que he asesorado siempre ha experimentado la misma sorpresa: No tenían idea de cuánto dinero gastaban en restaurantes y comida rápida. Apuesto que tú podrías dedicar mucho más dinero a bajar deuda si te comprometes a eliminar ese renglón de tu vida.

2. Crearé un fondo de emergencias para 1 a 3 meses

Una de las más efectivas maneras de evitar el endeudamiento es tener un colchón financiero que te permita hacer frente a los imprevistos sin tener que dar un tarjetazo. Crear un fondo de emergencias que te permita costear tu vida por al menos 1 mes (o tres) es una de las metas más satisfactorias que puedes trazarte. Quizás te parezca imposible, especialmente si ya tienes mucha deuda, pero como dije antes, todo empieza con decidir hacer sacrificios.

Sé que es incómodo hablar de ahorrar cuando se tiene poco dinero y los precios de todo continúan subiendo, pero al final del día es lo que nos toca hacer. No cuentes con que el gobierno, tu familia o tu pareja te van a salvar. Esto es personal, y así deberías verlo siempre.

3. Hablaré de finanzas con mi pareja y mis hijos

El dinero es uno de los temas más tabú que tenemos en nuestra sociedad. Muchas parejas ni siquiera saben cuánto gana la otra persona, así que conversar sobre finanzas es una de esas cosas que muy pocas personas hacen.

Es hora de desmitificar el dinero en la mesa. Ya toca hablar de planes financieros con todos en casa. Es sano y apropiado involucrar a los pequeños en decisiones sobre cosas que se realizarán.

No pretendo dorar la píldora: hablar de dinero, sobre todo si la situación familiar está comprometida, es retador e incómodo. Sin embargo, deberías tomar el nuevo año para reconocer el elefante en la habitación, y poner sobre la mesa todas las cartas. Tu familia es tu mejor equipo y los que más interesados están en mejorar.

Y algo crucial: Es necesario que como familia nuclear hablemos sobre la vejez de nuestros padres. No podemos depender de las AFP ni los seguros de salud o vida: La realidad es que nosotros debemos hacer planes para sostener a los mayores en nuestras familias, y esos planes comienzan conversando sobre finanzas en pareja.

4. En este año abriré mi primera cuenta de inversión

Lejos están los años en los cuales invertir era algo reservado a comerciantes y empresarios adinerados. Hoy día tenemos más instrumentos de inversión que nunca, y todos ofrecen ventajas notables con relación a las tradicionales cuentas de ahorro. Investiga sobre administradoras de fondos de inversión y puestos de bolsa. Descubrirás que puedes iniciar en este mundo con muy poco dinero y con riesgos razonables.

Una palabra de precaución: Toda inversión conlleva algún riesgo. Y por regla general, deberías recelar de "ofertas de inversión" que ofrecen retornos fantásticos y que usan tecnologías que no conoces. Hablo específicamente de criptomonedas. Ese es un mundo muy interesante, pero tiene muchos riesgos. Solo debes introducirte en crypto luego de que comprendas claramente el funcionamiento de sus instrumentos. En una frase: Las criptomonedas no son malas, pero en ese entorno abundan los estafadores, así que mucho cuidado con un "mantequillazo".

5. Aumentaré mis fuentes de ingresos

Ser empleado no es malo, pero tener mentalidad de empleado es fatal. Las personas asalariadas cumplen un rol cada mes y reciben un dinero como pago por alquilar sus habilidades a un empleador. Pero ¿quién dijo que nuestra capacidad de generar riqueza está limitada al cheque que nos dan al final de cada quincena?

Todos nosotros tenemos habilidades interesantes. Este nuevo año deberíamos esforzarnos en ponerlas a producir. Hoy día es mucho más fácil que nunca encontrar personas dispuestas a pagarnos por hacer cosas que ya hacemos bien. Hay infinidad de cursos y entrenamientos (hasta gratuitos) que nos ayudarán a aumentar nuestro valor profesional si nos empeñamos en ello.


Como puedes ver, estas son cinco resoluciones financieras que están plenamente a tu alcance. Me gustaría que te tomes unos días para evaluarlas y ojalá que decidas incorporar una o varias de ellas a tu nuevo año.

Recuerda que una meta sin un plan es solo un deseo. Es bueno plantearse resoluciones, pero a la vez debes ser sensato.

  • No asumas más resoluciones de las que puedes manejar.
  • Haz que sea un reto difícil, pero no imposible para ti.
  • Escríbelo de puño y letra, ponlo visible en tu habitación, de manera que constantemente te recuerdes tu objetivo.
  • Y sobre todo, recuerda que tus retos deben estar anclados en tus valores y creencias personales.

Cualquier reto financiero que asumas debe reflejar la persona en la que quieres convertirte al final del año entrante.

Todo mundo en estos días repite la misma frase cliché: "Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo" como si fuera un conjuro mágico. Spoiler alert: No hay nada de magia en esto, pero sí mucha determinación y trabajo.

Te toca a ti hacer que el año nuevo sea próspero y la Navidad feliz. La felicidad y la prosperidad se construyen con trabajo y constancia. ¡Te invito pues a que hagas Feliz tu Navidad y Próspero tu Año Nuevo!

Nota: Las imágenes internas de este artículo fueron creadas con inteligencia artificial.


…ya que estás aquí…

¡Me apasiona ayudar! Utiliza este formulario para agendar una llamada exploratoria gratuita y sin compromisos. En ella nos presentaremos y te haré algunas preguntas para conocer un poco mejor tu situación. Es posible que pueda orientarte sobre pasos a seguir (con mi asesoría directa o con recursos gratuitos).

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Continúa leyendo!

Pin It on Pinterest

¡Compártelo!

¿Que tal si le envías esto a alguien?